agosto 19

¿Porqué ventanas de madera?

Elegir ventanas de madera es una decisión acertada, existen muchos tópicos y desinformación que vamos a aclarar en este documento.

Las ventanas de madera son la mejor inversión si quiere unas ventanas a largo plazo, sus características técnicas y el propio material permiten unos resultados y aspecto único. A ello, hay que añadirle que la madera es el único material para fabricar ventanas realmente ecológico, natural y sostenible, con muy baja conductividad térmica, alta resistencia, comportamiento muy bueno frente al fuego y larga durabilidad natural que, con un adecuado mantenimiento, garantiza una larga vida, siempre con un aspecto como el primer día.

Cada ventana de madera es única e irrepetible lo que le hace más valioso y hermoso.

Las madera es un material con diferentes propiedades en función de la especie u orientación. En los últimos años se han producido grandes avances tecnológicos que cubren los defectos que podía dar una ventana de madera hace algunas décadas. Un ejemplo son los perfiles laminados que se usan para fabricar ventanas, que mejoran su estabilidad, resistencia y durabilidad. El uso de estos perfiles permite fabricar ventanas de todos los grosores, adaptándose a cualquier vidrio/s, ya que este elemento es el más importante para un adecuado aislamiento térmico y acústico.

BENEFICIOS PARA LA SALUD

La madera, al ser un material natural, y por su propia composición y origen aporta beneficios a la salud mental y física. La madera aporta bienestar, por su aspecto estético, su tacto agradable, su baja conductividad térmica y su capacidad para regular la humedad que hace más agradables los climas interiores, aumentando el confort.

Todos queremos sentirnos cómodos en nuestro entorno y por ello los sistemas de calefacción, ventilación, iluminación, etc. han evolucionado en busca de este confort y bienestar. Pero ¿Es el confort un sentimiento subjetivo? O ¿puede sentirse y describir objetivamente? Científicos han desarrollado métodos de medición para evaluar el confort de las personas. Uno de los criterios más importantes en esta medición es la conductividad térmica, los objetos con superficie fría se perciben como desagradables, reduciendo la sensación de confort. Por ello y al tener la madera una baja conductividad térmica se puede decir que es el mejor material para tener un entorno que ofrezca confort y bienestar.

Actualmente la madera es protagonista en la rehabilitación de edificios ya que cumple las expectativas estéticas, de peso y resistencia y por supuesto una buena relación precio-resultado. Sus posibilidades son infinitas con un buen tratamiento y diseño y se puede usar como revestimiento de edificios, uso estructural, cubiertas, mobiliario, suelos, puertas, ventanas, etc. Las únicas limitaciones las pone la imaginación.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Enviar Whatsapp